fbpx

VOLVER AL CENTRO

Si lo que quieres es sentir la presencia de Dios, conéctate con tu esencia, con tu parte mas elevada, con tu mejor versión. Es allí donde Dios reside, es allí donde el habla a través tuyo.

Es haciendo lo que mas nos gusta, haciendo lo que nos da alegría y felicidad, cuando se nos pasa el tiempo sin siquiera darnos cuenta. Porque para lo divino no existe el tiempo.

Si lo que quieres es abundancia y plenitud, regala tu don a los demás.

¿Que clase de locura es no dejar entrar, o mejor dicho salir y expresarse a Dios a través nuestro? ¿Que clase de humildad es esa?

Paradójicamente, mientras mas humildes y sencillos somos, mayor es la grandeza, mayor es la luz que irradiamos hacia fuera.

Que la Luz interior de cada uno ilumine las almas de quien lo rodea, y así sucederá el milagro, la magia de la existencia. Tener las manos llenas de tanto dar.

Porque como decía San Francisco de Asís:
Dando se recibe.
Perdonando se es perdonado.
Y muriendo es que se resucita a la vida eterna.

Por Máximo Tuero
Fundador de:
unMundoconProposito.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.